miércoles, 8 de abril de 2015

Donde empieza el cambio




Muchas veces hemos visto los típicos pares de imágenes comparativas entre el antes y el después de una celebrity. En el “antes”, el personaje en cuestión tiene una imágen impersonal, improvisada e incluso, en algunos casos, descuidada. “Después”, la misma persona parece otra: alguien mucho más interesante, con mayor autoridad y poder de convicción. Según algunos estudios, las personas con una imagen atractiva son percibidas por los demás como dignas de mayor confianza.

Por todo ello, no sólo cantantes o actrices invierten en su imagen en busca aumentar sus oportunidades de éxito. También los líderes políticos confían en el poder de su apariencia para influir positivamente sobre  sus votantes. Por tanto, la utilizan conscientemente como herramienta de comunicación.




Sin embargo, un cambio de imagen no sólo actúa en la superficie, sino que pone en marcha una transformación de fuera hacia dentro. Igual que algunas personas cambian su imagen conforme van reafirmando ciertos aspectos de su personalidad, otras recorren el camino contrario: un cambio de imagen personal o corporativa (también funciona para las empresas) puede convertirse en el motor de cambios más profundos.

La motivación, la confianza en uno mismo, una actitud nueva o una reafirmación de la propia personalidad son parte de un proceso que arranca en el momento en el que alguien decide que quiere contar con una imagen mejor.

La asesoría de imagen es una especialidad profesional demandada en áreas muy diversas, al mismo tiempo que una oportunidad para recorrer junto a tus clientes un camino apasionante: el camino hacia el cambio.

Andrea Vilallonga es asesora de imagen. Directora de Andrea Vilallonga y Atelier Personal Image School.

No hay comentarios:

Publicar un comentario